top of page

3 acciones de preparación para el MOVIMIENTO DOCENTE

¿Qué estás haciendo para retener tu talento y apoyarlo en su crecimiento?


El docente renuncia al no encontrar su bienestar, consecuencia de la falta de estrategias de desarrollo profesional, la desalineación con la cultura institucional; el desgaste ante conflictos entre pares y jefes y la falta de reconocimiento ante el 'burnout', o en otras palabras, el bienestar docente. Todas son situaciones que, si se trabajan, pueden impactar y fortalecer la comunidad de un colegio.

El inicio del año escolar 2022-2023 llegó con cartas de renuncia, procesos de selección y cambios de contratación. Lo más preocupante fueron las cartas de renuncia que llegaron días antes de finalizar las vacaciones y dar la bienvenida a los estudiantes.

The New York Times entrevistó a diferentes docentes y al finalizar concluyó con un escenario peor al que se había proyectado. La realidad de la educación estadounidense habla de aulas vacías, estudiantes en crisis y docentes que no quieren sobrevivir a un día más de trabajo. (Walton & Pollock, 2022)


El medio de comunicación de educación, en Estados Unidos, Chalkbeat, logró obtener datos de renuncias docentes en diferentes estados y dejó en evidencia una tendencia al alza. Ante la situación se estableció que las renuncias no se catalogan como masivas, pero sí deben ser tratadas como significativas, por el impacto que tienen en el acompañamiento a los estudiantes, al generar atrasos y huecos de aprendizaje. (Barnum M, 2023).


En marzo de 2023 se evidencia en LinkedIn que la tendencia se mantendrá: colegios de la ciudad de Bogotá tienen hoy diferentes procesos activos, tanto para contratación inmediata como de anticipación al año escolar 2023-2024.


¿Qué hacer? 3 acciones de preparación

1. Mapea tu equipo docente:

¿Cómo contrastan las conversaciones del corredor con las encuestas de satisfacción? En las últimas no hay total transparencia por el miedo a ser identificados; al final es mejor decir que todo va bien a ser visto como la piedra en el zapato.


Es importante crear estrategias que mapeen y activen conversaciones, que evidencien la realidad y las oportunidades de mejora de la institución.


2. Idear y actuar:

¿Cuál es el costo de las ideas y las acciones? Ante el listado de oportunidades que requieren solución, invita a la ideación y a la acción de la comunidad. A diferencia de lo que se piensa, un alto porcentaje de soluciones no requieren de una inversión económica, sino de organizar o reorganizar procesos, espacios y objetos, entre otros.


3. Mide el impacto de tus acciones:

¿Podrás tener un impacto con tus acciones? Desarrolla instrumentos e indicadores que evidencien el trabajo realizando para aportar al bienestar de los docentes de tu institución. En estos encontrarás alineación frente al porqué sí o por qué no renuncian tus docentes.


La buena noticia es que sí hay soluciones para frenar el movimiento docente: entender el dolor de los docentes, desarrollar soluciones desde la cultura y fortalecer su bienestar en el colegio. Si esto resuena con tu situación actual, busca acciones YA, que te ayuden a disminuir el movimiento docente, trabajando de la mano con consultores como Educar para Innovar entre otros.

8 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page